Giles Smith, autor de Lost in Music: “El esnobismo es el enemigo”

15 oct

Acaba de llegar a Chile, Lost in music, una delirante libro de memorias sobre un chico fanático de los discos que termina convertido en tecladista de una banda. Tras el fracaso –a pesar de haber sido hit en Alemania- debe volver a pasarse tardes enteras en disquerías o mirando el techo con los audífonos puestos. Y decidió contarlo

Cleanersfromvenus

Martin Newell y el Giles Smith, más compuestito. 

Por J.C. Ramírez Figueroa

Giles Smith desde niño quiso ser estrella pop, se esforzó pero no lo logró. ¿Podemos considerarlo un perdedor? No, si tomamos en cuenta Lost in music, libro de memorias –e involuntario ensayo sobre el amor al pop–donde relata su pequeño despegue y gran caída como tecladista del grupo The Cleaners from Venus  es una de las narraciones más entrañables y sinceras de la historia.

Una “odisea pop”, como la define y donde asistimos no sólo a las carreteras secundarias del mundo del espectáculo en la Inglaterra de los ´80, sino también a las confesiones de alguien que, hasta ahora cree que un buen disco -o al menos, una buena canción- tiene el particular poder de cambiarte la vida.

Nacido en Colchester en 1962 -el mismo lugar de Damon Albarn de Blur, que, por cierto aparece en el libro cantando villancicos en una fiesta de pueblo- Smith había encontrado en la radio la ilusión de vivir una vida más excitante. Aunque nadie lo entendía muy bien.

“Decían que el pop no era más que otra fase por la que pasabas, una especie de adolescencia. Acabaría despareciendo como las espinillas, al cumplir los veinte años y sería sustituido, poco a poco, por un gusto adulto por la música clásica, orquestas, óperas… la música de verdad, música que requería más que esos tres minutos de cabeceos espasmódicos y que (según contaban los rumores) te daba mucho más a cambio”, escribe en la introducción.

Seguir leyendo→

MASON CURREY, experto en rutinas de artistas: “El trabajo duro produce resultados que llamados ´creativos`”

10 oct

Desde Woody Allen a Karl Marx, más de un centenar de mentes brillantes son analizados en sus obsesiones, mañas y rutinas de trabajo.

 

Por J.C. Ramírez Figueroa

Durante un año y medio, el periodista Mason Currey se levantó todos los días a las 5:30 de la mañana. Luego se lavó los diente, se preparó un café y se sentó en el computador. Mientras amanecía en Los Angeles, él escribía sobre como Woody Allen, Beethoven o Picasso enfrentaban la rutina de trabajo.

Ésa es la idea tras Rituales (Turner Noema), una sorprendente compilación de los modos de trabajo, mañas y costumbres de escritores, científicos, músicos y artistas de los últimos 400 años. Más que secretos del éxito o genialidad sobrenatural, acá hay -vaya sorpresa- trabajo duro, una fe ciega en lo que estás haciendo y levantarse muy temprano.

Seguir leyendo→

Deconstruyendo a MARILYN

7 oct

La Marilyn no es un personaje. No es un mito. No es una persona. Tampoco es una actriz que murió muy joven por las seducciones de las intrigas de los tabloides. Menos aún es una escritora o una mujer que sólo quería ser una mujer normal. La Mariylyn es todo eso según cada persona. Ella es capaz de ser sólo fragmentos. Ser lo que el público quiere que sea.

¿Sasha Grey? Bitch, please

Por Christian J. Kanahuaty, desde Ecuador. 

Para Yolanda Alfaro.

Hace como seis años atrás, cuando en La Paz aún se vivía sin pensar en el futuro, nos reunimos con unos amigos y nos lanzamos durante dos días seguidos a ver películas de los `50 del cine Hollywood, para ser más exactos. Y ahí, como de contrabando, como placer culposo, vimos dos películas de la Marilyn. El príncipe y la corista y Una Eva y dos adanes. Éramos cuatro sujetos. Dos de ellos, acompañados por sus novias de entonces. Tomábamos cerveza y comíamos -obviamente papas fritas- como enajenados.

Un proyector de los `90 fue lo necesario para hacer realidad aquellos sueños de tener un cine en casa. Todo muy neoliberal. Todo muy surrealista también. A veces llovía. Era el final de invierno y uno nunca terminaba de entender lo que sucedía afuera.

La magia del cine, dirán. Pero no. Era esa cosa muy escapista, de negación de la realidad. 

En fin, recuerdo que en algún momento pensé que la Marilyn se saldría de la pared y que bailaría con nosotros. Hay una escena increíble en la que ella baila en el tren en Una Eva y dos adanes y es tan potente, que uno piensa que ella está viva. Que habita con nosotros un espacio intermedio entre la realidad y la fantasía.

La Marilyn era así, un objeto eterno de deseo.

Una mujer que era capaz de interpretarse y reconstruirse no sólo en la pantalla.

Seguir leyendo→

Primavera Ninja – Luis Orani (Momofuku, 2014)

25 sep

2014-09-08-13-30-43

Por Marcos Zurita

Éste viene medio hypeado en el pueblito sociointelectual donde me muevo. Lo compré rápido antes de que me lo cuenten (vengo esquivando charlas y no fui a la presentación).

Lo primero es lo primero: me encantó el tamaño y diseño.

Lo segundo: empecé a leerlo al mediodía, seguí en los tiempos libres y lo terminé a antes de dormir ¿Por qué me enganchó?

Seguir leyendo→

SUSAN SONTAG, según Alan Pauls [Entrevista]

23 sep

El crítico argentino estuvo a cargo de traducir su fascinante entrevista completa para la revista Rolling Stone. Y esto es lo que descubrió.

IMG_1422

Por J.C. Ramírez Figueroa*

Tras la aparición de Contra la interpretación (1966) -donde disparaba contra los análisis tradicionales a la cultura y proponía una “erótica del arte”- Susan Sontag pasó a formar parte del selecto grupo de pensadores pop. Aquellos que como Foucault, Eco o Zizektrascienden popularmente por sus apariciones mediáticas más que por sus publicaciones o teorías. Intelectuales que capturan los signos de los tiempos. Y les encanta.

Todo eso vio en ella Jonathan Cott, periodista formado en la Rolling Stone. Su estilo más dialogante que interrogatorio se volvió una marca registrada. A Bob Dylan le propuso complejos acertijos de rabinos (y él enganchó como nunca). Hizo que John Lennon analizara criticamente su discografía Beatle, tres días antes de morir. Y llegó al corazón del misterioso ilustrador Maurice Sendak, el de Donde viven los monstruos.

En el flamante Susan Sontag, La entrevista completa de Rolling Stone (Ediciones UDP), podemos acceder a dos largas conversaciones mantenidas por ambos en 1978, en Paris y Nueva York. Un extracto se publicó en Rolling Stone, pero el “descaseteo” completo apareció el año pasado. Y Matías Rivas, editor del sello chileno le pidió al crítico y novelista argentino Alan Pauls que se encargara de la traducción.

Continue reading →

Ignacio Echavarría y Nicanor Parra: “El humor desorienta a la poesía, en efecto. La hace sentirse incómoda en el estrado al que está subida”

3 sep

El afamado crítico literario se ríe con los chilenismos del antipoeta, desmitifica su relación con España y celebra los inesperados efectos de sus chistes.

echevarria

 

(Gentileza: Biblioteca Nicanor Parra UDP)

Gracias a la insistencia de su amigo Roberto Bolaño, Ignacio Echevarría leyó a Nicanor Parra en profundidad. Incluso hay una foto donde aparecen junto al antipoeta. Junto a Colombina Parra y el arquitecto Hernán Edwards curó la exposición ‘Voy & Vuelvo’, recién inaugurada en la Biblioteca de la UDP que lleva el nombre del antipoeta. Su papel fue asesorar la fórmula ideada por ellos en muestras como ‘Artefactos Visuales’ (2000) y ‘Obras Públicas’ (2006), proponiendo un recorrido alternativo e hilo narrativo capaz de articular los trabajos visuales de Parra.

Por J.C. Ramírez Figueroa

¿Cómo fue el proceso de “curar” esta muestra? Tengo entendido que fue pasando por varias etapas desde que se montó en Guadalajara. De alguna forma fuiste “optimizando” la experiencia con estas siete estaciones y guías de lectura.

Me importa puntualizar que la curatoría de la exposición es compartida, o al menos yo lo entiendo así, dado que sin los conocimientos y experiencia de Colombina Parra y Hernán Edwards habría sido imposible hacer nada. Mi papel ha consistido, sobre todo, en asesorar la fórmula conforme a la cual presentar los materiales, proponiendo un recorrido alternativo al ofrecido en muestras anteriores. Se trataba de encontrar un hilo narrativo capaz de articular los trabajos visuales de Parra, y la idea de siete estaciones temáticas, constituida cada una a partir de un video documental, fue decisiva. El propósito era hacer dialogar los materiales expuestos con la trayectoria de la antipoesía y el discurso de fondo que la explica y la sostiene. Que el visitante de la exposición atisbara, a través de los materiales expuestos, una visión panorámica, global, de la antipoesía, de sus intenciones y de sus consecuencias. A diferencia de muestras anteriores, esta que se exhibe en la UDP tiene una vocación pedagógica y crítica; invita al visitante a ir más allá de lo que ve, tratando de hacerle comprender de qué modo eso que ve se enhebra con una apuesta literaria de gran calado que sigue siendo, todavía hoy, enormemente rompedora y provocativa.

Seguir leyendo →

Nicanor Parra y el Pop

2 sep

Desde Bob Dylan a Violeta Parra, pasando por “Angie”, Abba y Madonna. A Nicanor Parra le interesa la música demasiado, hasta el día de hoy sigue bailando al ritmo de la cueca y el tango. Una aproximación a sus gustos musicales. 

14834678759_d2be0ce369_z

 

Por J.C. Ramírez Figueroa

 

“Sin Nicanor no hay Violeta”, escribió la mismísima Violeta Parra en su carta de despedida, antes de suicidarse en 1967 que, los que la han leído, describen como “brutal” y donde habla mal de todos, menos de su hermano mayor. Él mismo lo corrobora: “Yo inventé a la Violeta”. Y recuerda que la encontró tocando guitarra, cuando la familia ya estaba instalada en Estación Central y le dijo, con ojo clínico, que hacía “folclor radial, folclor comercial”. Le aconsejo que fuera a investigar al campo y ver como lo hacían las cantoras campesinas. “Y pasó lo que pasó”, dice orgulloso.

Seguir leyendo →