¿Qué leer o no leer?

4 jul

Hay una regla invisible que dictamina qué libros debes leer y qué formato es mejor. Algo como los “libros buenos y libros malos”. Sin embargo, desde la pequeña y desconocida tribuna de la bibliotecología me pregunto: ¿qué es bueno y qué es malo leer? y ¿en qué formato? 

 

Todo lo que lees 

Por Daniela Pérez Zúñiga, tesista a duras penas para, pronto, ser bibliotecaria como la Batichica [1].

Este tema es recurrente entre asiduos lectores, circuitos relacionados con el libro y la lectura, y entre los que venden la pomada de que leen. Qué leer. Qué es bueno leer, y qué, por ningún motivo, debieras leer, maldito mortal. Esa sensación me da cuando alguien dice algo como “no te puede gustar Paulo Coelho”. O algo como, “qué onda, te gusta Isabel Allende”; o un “uuuy le gustan los libros de vampiros”. Incluso algo como, “los libros álbum no cuentan como lectura”, o peor, como le han llamado por ahí también, “esos son libros blandos”.  Esa última, es un puñal venenoso en mi pequeño corazón, lector desde los 4 años. 

protesta-coelho

…dijo el pica’o…

 

Y es que, queridos amigos, yo nunca he leído a Allende, ni a Coelho, ni a los vampiros. Así que ciertamente no puedo decir si me gustan o no. Pero si veo a alguien leyéndolos en la U, en la micro, o donde sea, ¡bien por ellos! Y lo digo responsablemente. ¿Por qué? He aquí:

En un país como Chile, en donde los índices de lectura ni siquiera son pertinentes para un estudio internacional [2]; en donde la misma OCDE recomienda a esta larga y angosta faja de tierra, leer más para mejorar sus oportunidades laborales y su desarrollo futuro [3]; en donde más del 80% de la población chilena no entiende lo que lee [4], y un largo etcétera de puntos negros, sinceramente creo, que quienes leemos, quienes nos relacionamos con los libros, quienes trabajamos con los libros, quienes sabemos todos estos antecedentes, no estamos en condiciones de decirle al lector de vampiros “lo que estás leyendo es malo”. No en un país como este, no con esta realidad. Chile está en el punto 1, de un camino de 100, digamos. A lo que voy es que, bacán que se lea. Que se lea manga, que se lea Corín Tellado, que se lea la biblia, que se lean detalladamente los contratos de planes telefónicos, que se lean los recorridos de las micros, ¡que se lea! Ya que en general el chileno no lee por gusto, que lea por necesidad, por último. Que, por lo menos, se empiece por eso.

Lectores alrededor del mundo: Chile no está.

Y ya lo otro que creo que atenta contra leer o no, es discutir el formato. ¿Libro electrónico o libro impreso? “El libro impreso se va a morir”. ¡Pamplinas! Hay gente a la que le gusta leer en el notebook, netbook, celular, tablet, Kindle, etc. Hermoso. Hay gente que lo odia, y que prefiere mil veces el libro en papel, el olor a libro, el hojear el periódico, destacar la idea y rayar la página. Estupendo. Hay gente que lee en ambos formatos y ambos le gustan. Maravilloso¿Por qué siempre ponemos en disputa los formatos? Casi como pelea, casi como apostando a ver quién gana, el electrónico o el impreso. Lo cierto es que, los libros impresos funcionan mejor para algunas cosas (leer con niños, prestar libros a tus amigos) que los electrónicos, que funcionarán mejor en otras (conseguir más rápido un libro, leer cuando viajas, llevar una colección de libros contigo para escoger) [5].

tumblr_mfau5iYC6Y1rqpa8po1_500

Las bibliotecas son para siempre: libros impresos y libros electrónicos pueden coexistir

Y al final, ¿qué es mejor, leer a Heidegger, o leer a Osho? ¿Impreso o electrónico? ¿Se muere el libro o no se muere náh? Les tengo la primicia: ¡la lectura es lo que importa! Cuando Chile tenga hábito lector, empecemos a discutir todo lo que quieran, el IVA, el formato, el género, etc. Bibliotecarios, profesores, periodistas, libreros, personalidades públicas, lectores, amigos todos: antes que cualquier juicio de valor, leamos. Invitemos a leer. Recomendemos libros, siempre en la buena onda. Mostremos estos corazoncitos lectores. Tú, amig@ hipster, dear Natalie Portman, toma un libro y léelo, no solo lo uses como cartera clutch.

 

book-clutch-rex-getty

Qué tchori tu libro… ¿de qué se trata?

¿Los libros son muy caros? Acá está la papa: ¡bibliotecas públicas! Y existe otra maravilla que se llama ¡BiblioMetro! Y otra choreza que se llama ¡Memoria Chilena.cl! Pero hagámonos el hábito de leer, dónde, cómo y cuándo sea. Y en el formato que quieras. No sé si te ganarás una carita feliz por leer más o leer menos. Pero lee. En serio, aprenderás algo nuevo: cosas como hasta dónde llega la 406, por qué te cobran un monto fijo extraño en la cuenta de la luz, cuántos Aurelianos Buendía eran en total, cuántas calorías tiene el Chocman que te querías comer, cuánto rato hay que dejar las pastas hirviendo, por qué tu sueldo líquido es menos que tu sueldo bruto, qué quería decir Irving con lo del “sapo sumergido”, quién demonios es Heidegger, cómo postular a una beca; por qué el increíble niño comelibros, comía libros, y otros hermosos y desconocidos misterios que hay en esta vida. [LL]

[1] The Batwomen of Gotham City. 

[2] Readers around the world. En: Russia beyond the headlines.

[3] Careaga C., Roberto. Estudio: el 84% de los chilenos no entiende bien lo que lee. En: La Tercera, 15-dic-2012. 

[4] Ibid.

[5] Al-Greene, Bob. Libraries are forever: E-Books & print books can Coexist

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

6 Responses to “¿Qué leer o no leer?”

  1. Andres 07/11/2013 at 22:30 #

    estoy de acuerdo con la importancia de la lectura dentro de una sociedad(en otros términos que me interesan mas: transformarnos en una sociedad/cultura textual mas que oral. que creo es a lo que apunta el comentario de daniela). coincido con que la discusión del formato me parece vacía; cada cual tiene sus ventajas y desventajas mas allá de las preferencias personales.

    pero hablando de libros creo que la pregunta ¿que libros leer? no merece responderse asumiendo el igual valor de todos los libros y solo reparando en el acto de leer. el tema de la “lectura e ideología”. para apoyar mi idea solo nombrare una referencia teórica. Eagleton en su “una introducción a la teoría literaria”, a propósito de las letras inglesas, comenta como la literatura, la educación, los libros, etcétera. pueden obedecer a intereses de poder. parafraseándolo: o son libros (novelas) o son barricadas. creo que es interesante volver a la pregunta que introduce esta columna ¿que tan inocente o “buena” puede ser la lectura?¿es tan inocuo leer cualquier tipo de libro?

    • daniela 07/14/2013 at 0:33 #

      Estimado Andrés, agradezco tu comentario, y a pesar de que comprendo la dirección de tu opinión, insisto en que, con los antecedentes nombrados, aun no nos da para teorizar demasiado, simplemente porque la gente es poco y nada lo que lee en Chile, para qué decir lo que alcanza a entender de eso que lee. y claramente eso sí obedece a intereses de poder de los últimos 40 años, etc. en lo personal, creo que la lectura no radica en el libro, y la “bondad” de la lectura es otro asunto del que tal vez me dé la gana decir algo, quizás después de mi tesis. Saludos! D.

  2. Álinson 07/20/2013 at 14:33 #

    Entusiasmado al leer tu texto. Pues, la verdad, esas -¿Sería descabellado llamarlas absurdas?- discusiones en torno a qué tipo de libro leer, si aquel libro es preferible a este, cuánto soy valorizado como lector ideal por las lecturas hechas, tal vez tengan más que ver con una simple constatación de los principios del mercado editorial y/o algún estudio demográfico y teórico acerca de la veriedad de libros leídos por una población. Aún mantengo ese vano prejuicio con aquellos que prefieren leer “Crepúsculo”, “Código Da Vincci”, “50 Sombras de Gray” y cualquier otro que de buenas a primera tenga como intención vender y nada más que eso. No se le resta su valor didáctico: leer en sí, implica un proceso mental, de reflexión o análisis, por mínimo que este sea. Simplemente, se trate de averiguar qué lectores son más “cultos” que otros por el tipo de libros que lee. Pero son vanas pretensiones de académicos. Por supuesto, respeto el valor que pueda tener Kafka, Wilde, Yourcenar, entre otros (por algo son ellos los que ocupan el 95% de mi lectura. Solo que hay que estar claro que leer un tipo de literatura no te hace desmerecer a otra. Podemos compararla, sin que ellos implique desestimar lo que no estemos acostumbrados a leer o nos parezca “malo”.

  3. Verónica 07/25/2013 at 22:43 #

    Daniela:
    Entiendo absolutamente tu postura. En un país en el cual no se lee, no se entiende lo que lee; el primer paso es motivar a crear el gusto, por tanto aporta el Condorito, Desgraciadamente en los colegios, esto no se ha entendido. No se ofrece la oportunidad a los niños elegir qué leer. Las pruebas, tampoco ayudan mucho, porqué no preguntar: Qué te pareció el final? Qué le modificarías? Inventa un nuevo desenlace!!! Saludos

  4. Verónica 07/25/2013 at 22:43 #

    Daniela:
    Entiendo absolutamente tu postura. En un país en el cual no se lee, no se entiende lo que lee; el primer paso es motivar a crear el gusto, por tanto aporta el Condorito, Desgraciadamente en los colegios, esto no se ha entendido. No se ofrece la oportunidad a los niños elegir qué leer. Las pruebas, tampoco ayudan mucho, porqué no preguntar: Qué te pareció el final? Qué le modificarías? Inventa un nuevo desenlace!!! Saludos

Trackbacks/Pingbacks

  1. Tu libro apesta. (o el derecho a decirlo) | Namatl - 07/22/2013

    […] En el blog de luchalibro, Daniela Pérez expone sus razones por las que considera que en Chile no se debe de criticar a aquellos que disfrutan de libros de vampiros (me declaro culpable), Isabel Allende (inocente, todavía) o Cohelo (inocente). […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>